ⓘ Vía Layetana. La Vía Layetana ​ es una calle de Barcelona que comunica el Ensanche con el puerto atravesando la Ciutat Vella. Su nombre está dedicado a los prim ..

                                     

ⓘ Vía Layetana

La Vía Layetana ​ es una calle de Barcelona que comunica el Ensanche con el puerto atravesando la Ciutat Vella. Su nombre está dedicado a los primeros habitantes íberos de la zona.

                                     

1. Historia

Fue diseñada inicialmente por Ildefonso Cerdá en 1859 para enlazar de forma directa el nuevo barrio del Ensanche, que se perfilaba dentro del plan Cerdá con el puerto, vía de comunicación principal en el siglo XIX. Pero el Plan Cerdá se centró en el crecimiento fuera de las murallas y no fue hasta en 1899 que se volvió a impulsar con la aprobación del Plan de Reforma Interior de Àngel Baixeras.

La entrada política de la Lliga Regionalista de Francisco Cambó, la demanda de comunicación de la burguesía instalada en el Ensanche y la preocupación por controlar los alborotadores dentro de una red densa de calles, hizo recuperar el proyecto y en 1907 se acordó el financiamiento con el Banco Hispano Colonial, predecesor del Banco Central, que se hizo construir el primer edificio de la nueva vía, obra de Enric Sagnier quien también tomó parte activa en el desarrollo de la obra como arquitecto representante del banco financiero. ​

Por otro lado la obra tuvo algunos efectos secundarios positivos. El derribo hizo visible y valorable el patrimonio arquitectónico de las murallas romanas y de los edificios góticos que rodean la plaza del Rey y llegan hasta la catedral. La esponjosidad posterior de la plaza de la Catedral y Santa Catalina debido la destrucción por los bombardeos de la guerra civil, han acabado de dar la fisonomía del barrio gótico.Otra ventaja aprovechada fue la construcción soterrada de los túneles para hacer pasar el metro, iniciativa impulsada por el arquitecto municipal Pere Falqués con la oposición de los políticos, y que tendría sus frutos cuando fue inaugurado en 1926.

La nueva vía, tal como estaba previsto, supuso la creación de una nueva imagen de Barcelona. El estilo arquitectónico de la escuela de Chicago influyó en el tipo de construcción, principalmente dedicada a edificios oficiales y espacios de oficinas, ocupados mayoritariamente por empresas de logística y exportación, en el Ensanche.

Durante la Guerra Civil Española 1936-1939 recibió el nombre de Vía Durruti por el dirigente anarquista Buenaventura Durruti, muerto en el frente.