ⓘ Bambusa vulgaris desarrolla unos tallos muy macizos que pueden alcanzar una altura de hasta 15 metros y un grosor de entre 5 y 9 cm, rectos y erectos en su base ..

                                     

ⓘ Bambusa vulgaris

Bambusa vulgaris desarrolla unos tallos muy macizos que pueden alcanzar una altura de hasta 15 metros y un grosor de entre 5 y 9 cm, rectos y erectos en su base y ligeramente caídos en el ápice. Los internudos tienen una longitud 20 a 30 cm, presentan estriación longitudinal y un color verde intenso en las poblaciones naturales. Dos de los cultivares más utilizados en jardinería Bambusa vulgaris cv. Vittata y Bambusa vulgaris cv. Wamin presentan características diferentes siendo los internudos de la primera amarillos con franjas verdes y los del segundo más cortos y ensanchados basalmente de lo habitual.

A partir de los nudos desarrolla las hojas y las inflorescencias en grupos compactos. Las hojas son característicamente lanceoladas y glabras tanto en el haz como en el envés. Tienen entre 10 y 30 cm de longitud y entre 1.3 y 2.5 cm de anchura. La inflorescencias son pseudoespiguillas lanceoladas y bífidas de entre 2 y 3.5 mm de longitud y entre 0.4 y 0, 5 mm de anchura. ​

                                     

1. Toxicidad

En la raíz de Bambusa vulgaris se han identicado glucósidos cianogénicos y sustancias derivadas de estos tales como la taxifillina. Estos compuestos resultan tóxicos para el ser humano cuando se consumen como alimento o como complemento alimenticio según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. ​

                                     

2. Propiedades

En etnobotánica se han utilizado diversas partes de esta planta por sus supuestas propiedades abortivas, afrodisiacas, anticoagulantes, emenagogas, insecticidas y depurativas. De este modo se conoce su uso en el tratamiento de la malaria, fiebre palúdica, diversas parasitosis, disentería, erisipela, ictericia, pneumonía, gripe o catarro, entre otras enfermedades. ​

                                     

3. Taxonomía

La descripción de Bambusa vulgaris fue atribuida a Heinrich Adolph Schrader por parte de Johan Wendland en Collectio Plantarum 2:26, pl.47 en 1808. ​

vulgaris: epíteto latino que significa "vulgar, común".

Sinonimia