ⓘ Sereno, oficio. Sereno era el encargado nocturno de vigilar las calles y regular el alumbrado público. En determinadas ciudades o barrios también debía abrir la ..

                                     

ⓘ Sereno (oficio)

Sereno era el encargado nocturno de vigilar las calles y regular el alumbrado público. En determinadas ciudades o barrios también debía abrir las puertas. Incluso en algunos países, anunciaba la hora y las variaciones atmosféricas. ​

                                     

1. Características

En líneas generales y con ligeras variaciones según el país, era obligación de los serenos recorrer las calles de su demarcación protegiendo de robos y asaltos, evitando las peleas incluso las domésticas, dar aviso de incendios y prestar auxilio a todo aquel que lo necesitara. En algunas ciudades se llamaban unos a otros por medio del silbato que llevaban o voceando contraseñas. ​

Primitivamente llevaban un chuzo una especie de lanza corta compuesta por un palo con un pincho en la punta y un farol. Más adelante y hasta el final llevaron solo un bastón recto, sin pincho y el farol ya no fue necesario cuando se popularizó el alumbrado público. Iban vestidos con un gabán azul y usaban gorra de plato.

                                     

2. Historia

Los primeros serenos se documentan en el año 1715, creándose el Cuerpo de serenos el 12 de abril de 1765, siendo más tarde incluidos en un Real Decreto del 16 de septiembre de 1834, donde se regulaba la función de los serenos en las capitales de provincia.

El nombre de Sereno viene de que iban por la calle cantando la hora y el tiempo atmosféricoː Las once y sereno, Las dos y lluvioso.

De faroleros a serenos

Mediado el siglo xix, el cronista Pedro Felipe Monlau describe así el capítulo de Alumbrado y Serenos en la ciudad de Madrid:

A partir de 1854 se unificaron en España las misiones de sereno y farolero. ​