ⓘ Primitiva Iglesia de Santa María de la Mesa. La primitiva iglesia de Santa María de la Mesa son las ruinas una antigua iglesia, anteriormente mezquita, que se e ..

                                     

ⓘ Primitiva Iglesia de Santa María de la Mesa

La primitiva iglesia de Santa María de la Mesa son las ruinas una antigua iglesia, anteriormente mezquita, que se encuentran en la localidad de Zahara.

                                     

1. Origen

Tras la conquista de Zahara de la Sierra por parte de las huestes del infante don Fernando de Antequera en 1407, se erigió como iglesia la antigua mezquita de los musulmanes granadinos que acababan de ser expulsados de la villa y fortaleza. Cuentan las crónicas contemporáneas, que la cruz que traía delante de sí el Infante se colocó en la mezquita, que se convirtió inmediatamente en iglesia al bendecirla el obispo de Palencia, don Sancho de Rojas, que acompañaba a don Fernando, dándose el título de Santa María de la Concepción. Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en la última década bajo la dirección de Luis Mª Cobos ​ al que debemos la recopilación de todas las fuentes referentes al pasado de esta iglesia, la advocación actual de Santa María de la Mesa debió ser importada de Utrera, ciudad con la que mantuvieron estrecha relación los Saavedra, señores de Zahara desde 1464 hasta 1481, donde existe hoy día también tal Virge como titular.

                                     

2. Descripción

Hemos de suponer que en los años subsiguientes la conquista esta primitiva iglesia sufrió importantes reformas. Los datos arqueológicos aportados por Luis Mª Cobos ​ apuntan a que fue una iglesia de planta rectangular, de dos naves con cubierta de estilo mudéjar a dos aguas, y la cabecera de forma poligonal gótica con contrafuertes en cada una de las esquinas. La capilla mayor estaba cubierta por una cúpula o media naranja y estaba dedicada al Santísimo Sacramento, que fue siempre objeto de una devoción especial en Zahara a lo largo de todas las épocas.

                                     

3. El desuso

Durante el siglo XVII, ​ de 1704 deja ya claro que todos los servicios religiosos eran celebrados en las ermitas, excepto las "funsiones de Semana Santa y Corpus". Igualmente habla de que la iglesia parroquial necesitaba algunos reparos.

                                     

4. Reparaciones y destrucción

Sin embargo, a pesar del paulatino abandono la que se ve sometida, se van efectuando numerosas reparaciones en ella a lo largo de los siglos XVII y XVIII. De esta manera, en 1637 se emprende "la obra que la dicha Santa Yglesia de esta villa tiene de presente en la puerta que sale al poniente", que se encarga a Alonso González, maestro albañil de la villa de Zahara, por 276 reales. ​ que tenemos son la reutilización de sus materiales en el solado de la iglesia mayor en 1734 y su total demolición en 1746 para que sus materiales sirviesen en la obra de la nueva iglesia.