ⓘ Giacomo del Pò, 1654 - Nápoles, 1726 fue un pintor italiano de finales del siglo XVII y principios del XVIII correspondiente al fin del periodo barroco, activo ..

                                     

ⓘ Giacomo del Pò

Giacomo del Pò, 1654 - Nápoles, 1726) fue un pintor italiano de finales del siglo XVII y principios del XVIII correspondiente al fin del periodo barroco, activo principalmente en Nápoles.

                                     

1. Biografía

Giacomo del Pò se formó primero con su padre, Pietro del Po, y más tarde con Nicolas Poussin. En 1674 ingresó en la Academia de San Lucas de Roma. Se estableció en Nápoles en 1683, donde pudo estudiar con Francesco di Maria las novedades del estilo barroco tardío que practicó en sus pinturas al fresco tanto de carácter sagrado como mitológico. Trabajó principalmente en la decoración de casas señoriales de la nobleza napolitana sirviéndose de temas alegóricos y emblemáticos. También destacó como autor de escenografías teatrales. La fama que alcanzó con estas tareas hizo que fuese llamado a Austria, donde trabajó en las decoraciones al fresco de los palacios de la nobleza próxima a los Habsburgo.

                                     

2. Obras

El grueso de su obra se encuentra en Nápoles, donde trabajó en los frescos de la capilla palatina del Palacio Real. En colaboración con otros pintores, como Francesco di Maria y Francesco de Mura, realizó los frescos de la planta noble del palacio Carafa y del palacio del príncipe Caracciolo de Avellino, entre otros. En la capilla Milano de la iglesia de San Domenico Maggiore y en la de San Gregorio Armenio se encuentran algunas otras de sus pinturas al fresco. Sobre lienzo y al óleo se conservan pinturas en las iglesias de Santa María de los siete dolores y en la deSanta Teresa de los descalzos.

Fuera de Nápoles la obra más apreciada en su tiempo fue la decoración de la basílica de San Antonino en Sorrento. En la misma ciudad trabajó en los frescos de la catedral. De su estancia en Viena llamado por Eugenio de Saboya se conservan los frescos del techo del Palacio Belvedere. Pinturas al óleo se encuentran en los museos de Capua y en el de Bellas Artes de Amiens, donde se encuentra una pintura que representa a Cadmo combatiendo al dragón. Se mencionan también un par de obras de su estancia en Roma, una en la iglesia de SantAngelo in Pescheria y otra en Santa Marta, no bien identificadas.