ⓘ José María Salazar fue un marino español que desempeñó un papel fundamental en los sucesos inmediatamente posteriores la Revolución de Mayo de 1810 en el Virrei ..

                                     

ⓘ José María Salazar

José María Salazar fue un marino español que desempeñó un papel fundamental en los sucesos inmediatamente posteriores la Revolución de Mayo de 1810 en el Virreinato del Río de la Plata.

                                     

1. Biografía

José María Salazar, nativo de Santander, sirvió en la escuadra española que a las órdenes de Lángara y en combinación con otra inglesa al mando de lord Hood se apoderó en 1793 del puerto, arsenal y fortaleza de Tolón.

Años después estuvo un tiempo al frente del apostadero de La Habana para ser luego destinado al de Montevideo.

En 1810 el capitán de navío, y después brigadier, José María Salazar ocupaba el puesto de Comandante General de Marina del Apostadero del Río de la Plata, teniendo su insignia en la fragata Proserpina, a lo que sumaba la presidencia de la Junta del Apostadero, creada por ordenanza para entender en los asuntos económicos relativos a construcciones, carena y armamento de bajeles, surtido de arsenal, inspección de su tropa, escuela náutica, matrículas, presas, naufragios, correos marítimos, etc.

Producida la invasión francesa de España, Salazar

                                     

1.1. Biografía Revolución de Mayo

Mientras se producían los sucesos del 25 de mayo en Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata, Salazar envió órdenes a los marinos dependientes de ese apostadero que se encontraban en Buenos Aires, la mayor parte de ellos, de presentarse inmediatamente en Montevideo para recibir órdenes.

La mayor parte de los oficiales de marina pertenecientes la comandancia de Montevideo se encontraban por accidente en Buenos Aires. Muchos de los oficiales, ellos el capitán de navío Juan Ángel de Michelena y los capitanes de fragata José Laguna y Jacinto de Romarate, se habían negado a reconocer la Junta de Gobierno y Observación establecida en Montevideo el 24 de septiembre de 1808 en franca desobediencia con la capital y permanecían en la ciudad desde entonces. Otros se encontraban estacionados como parte de los movimientos habituales entre el principal apostadero y la capital. ​

El 26 de enero de 1812 Salazar dejó definitivamente el mando y fue reemplazado por Miguel de la Sierra. Fue el principal responsable de que Montevideo se convirtiera en baluarte realista en el Río de la Plata, hecho que condicionó más que ningún otro la política de la naciente revolución al obligarla a mantener abierto un segundo frente hasta 1814, al ver disminuidos sus ingresos por los bloqueos y el uso del puerto de Montevideo, y al convertirse en foco tanto de los movimientos que desembocarían en la guerra civil como de la intervención luso-brasilera.