ⓘ Trifolium campestre. El trébol amarillo, Trifolium campestre Schreb. ​es una especie de plantas fanerógamas, perteneciente al género Trifolium. También se la co ..

                                     

ⓘ Trifolium campestre

El trébol amarillo, Trifolium campestre Schreb. ​es una especie de plantas fanerógamas, perteneciente al género Trifolium. También se la conoce como trébol dorado, trébol de campo, trébol campesino y trébol campestre.

                                     

1. Nombres vernáculos

Estos son los nombres por los que se conoce con más frecuncia a esta planta, con algunos ejemplos dentro de España como en otros países más alejados. La existencia de estos nombres es una señal más de la amplia distribución de este trébol por todo el mundo:

                                     

2. Antecedentes

Como se puede ver en la ilustración de la derecha el Trifolium campestre pertenece la familia de las Fabáceas, también conocida como leguminosas, orden de las dicotiledóneas o plantas con flores. Este orden incluye 4 familias, con 754 géneros y más de 20.000 especies. Sin embargo, más del 95 por ciento de los géneros y de las especies pertenecen a las leguminosas. Fabaceae es la familia más amplia constituyendo la tercera parte de las angiospermas.

Junto con Poaceae gramíneas, Fabaceae es la familia de plantas más importante en la producción de alimentos para seres humanos y ganado, así como en la producción de productos industriales.

La subfamilia de las Papilionáceas presenta 476 géneros y 13.860 especies y es la división más grande y diversa de la familia. Se extiende por todos los continentes excepto las regiones árticas e incluye la mayoría de las leguminosas más populares utilizadas como alimento o forraje, así como varias especies modelo para investigaciones genómicas.

Debido al trabajo de las bacterias nitrificantes que albergan los nódulos de sus raíces, también llamados rizobios, insertan nitrógeno al suelo, lo que es necesario para el crecimiento vegetal, con lo que las legumbres son también un elemento esencial en la naturaleza y en la agricultura. los tréboles son valiosos para mejorar el suelo y las plantas de conservación del suelo, ya que agrega entre 55 y 170 kg/ha de nitrógeno al suelo y aumenta la disponibilidad de otros nutrientes para los cultivos siguientes en la rotación. ​

A causa de los procesos de fijación de nitrógeno que aportan al medio natural las leguminosas son de importancia capital en distintos ámbitos, como el enriquecimiento del suelo –por el que muchos bosques y praderas no existirían probablemente-, fijación de la capa más externa del suelo–en ambientes especialmente hostiles por su adaptación a distintos medios-, alimentación humana –sobre todo por lo que a sus semillas se refiere- y como componente indispensable en la alimentación de especies destinadas la producción animal, especialmente rumiantes de carne y leche –ya sea en fresco, al diente, en heno o en ensilados, casi siempre mezclado con plantas de la familia de las gramíneas-.

El trébol es muy apetecible, alta palatabilidad ver más abajo, en el apartado Uso agronómico, para el ganado y es rico en proteínas, fósforo y calcio, por lo tanto para aportar los nutrientes valiosos, ya sea en el campo o en la etapa de secado, como ensilado o como heno.

Las legumbres son quizás más conocidas por sus nombres comunes, como guisantes, habas, soja, cacahuetes, alfalfa y trébol. La fruta característica de la mayoría de las legumbres es una vaina legumbre que consiste, en esencia, en un ovario como una hoja doblada, como en una vaina de guisantes. La cápsula normalmente se divide en dos mitades cuando madura. El número de semillas no es muy elevado.

                                     

3. Distribución

Nativa de Europa y del oeste de Asia. Con el transcurso de los siglos, y gracias a los descubrimientos y a las migraciones, se ha extendido por todo el mundo. Hay referencias de ella en todos los países en los que se han llevado a cabo inventarios botánicos y donde las condiciones de clima, suelo y altitud son medianamente favorables.

En España se desarrolla en todo el territorio pues han aparecido referencias en Canarias y Baleares también. Crece en muchas áreas, especialmente en hábitats de pastos secos, arenosos, y en campos de cultivo, márgenes de bosques, bancales, terrenos baldíos. Como veremos se adapta bien a terrenos drenados, pobres. Se muestran a continuación algunos ejemplos de notificación de aparición, ámbito y referencias.

Se inventaría así su presencia en la zona noreste de Portugal y sudeste de Galicia. La localización sería preferentemente en las cuencas de los pequeños ríos de la zona y en la frontera con España. ​



                                     

4. Descripción

  • Estípulas lanceoladas, agudas, membranáceas, glabras, glabrescentes o ciliadas, las superiores auriculadas.
  • Con inflorescencias distintivas amarillas que superficialmente recuerdan a las flores del lúpulo. Cada cabeza floral es la unión de flores individuales cilíndricas o esféricas de entre 20-40 flores; que con la edad y el secado se vuelven pardas.Se caracterizan porque al secarse adquieren forma cocleariforme con forma de cuchara. Sus flores jóvenes se caracterizan por ser hermafroditas, zigomorfas y pentámeras.
  • Pedúnculos de 5-35 x 0.3-0.5 mm, con pelos adpresos.
  • Folíolos de 8–16 o 18 mm de largo según la fuente, elípticos, verdepálido, glabros, dentados hacia el ápice, los laterales casi sentados, el central peciolado, de 3–5 mm, sin mucrón. Truncados o retusos. Más raramente pelosos por toda la superficie.
  • Con raíz axonomorfa, rammificándose enseguida en pequeñas raicillas muy delgadas.
  • Es una planta herbácea bienal o anual, pubescente.
  • Hojas trifoliadas, brevemente pecioladas. Los pecíolos pueden alcanzar 25 mm, generalmente con pelos adpresos, rara vez glabros.
  • Estandarte, vexilo, con estriaciones longitudinales bien marcadas, con el limbo curvado en el ápice, fimbriado, alas divergentes.
  • Los tallos pueden alcanzar hasta 50 cm de altura, ramificados en la base, decumbentes o ascendentes. Pueden presentar unas pequeñas vellosidades en su parte final. Rara vez procumbentes. Glabroso con pelos patentes en la parte inferior, con pelos adpresos en la superior.
  • Pedicelos generalmente más cortos que el tubo del cáliz, rara vez algo más largos, reflejos en la fructificación.
  • Cáliz membranoso con 5 nervios; dientes superiores más cortos que el tubo; los inferiores hasta 2 veces más largos que el tubo. El cáliz es zigomorfo, campanulado y pedunculado.
  • Corola de 3.5- 4-5.5 -6 mm, más larga que el cáliz, persistente y escariosa en la fructificación, amarilla virando a pardo en la desecación.
  • El fruto es estipitado, incluido en el cáliz o algo más largo, indehiscente, con pericarpo membranáceo, con una semilla; con estípite algo más corto que el resto del fruto.
  • Las semillas 0.7-0.8x1.1-1.2 mm, lisas, amarillentas. Son de forma ovoide. Pueden pesar cada una alrededor de 0.5 mg 2n = 14; n = 7. ​
                                     

5. Entorno y cultivo

Esta especie es el tercer trébol más importante en agricultura debido la calidad de su follaje para alimentar el ganado y regenerar suelos. Desarrolla nódulos en sus raíces con bacterias simbióticas del género Rhizobium que fijan nitrógeno ver apartado Antecedentes. No se planta generalmente, aunque es considerada una valiosa hierba cuando aparece espontánemanete en un pasto. Se ha naturalizado en Norteamérica, particularmente en el oeste y el sur del continente.

Se desarrolla en climas templados; su óptimo de crecimiento es 25 °C, es muy exigente en cuanto a luz y sensible la sequía.

Como sus compañeras las leguminosas, desarrolla una fotosíntesis tipo C3.

El trébol amarillo prefiere suelos ácidos pH entre 5.5 y 7.5, secos, mullidos, algo fértiles y calcáreos, también algo arenosos, margoso-arcillosos, de praderas con cobertura herbácea abierta.

Polinización: no hay datos para esta especie, pero experimentos controlados han mostrado la capacidad de polinización alta de las especies Bombus pascuorum y Bombus lapidarius, especies de abejorros, para Trifolium aureum. alrededor de unas 3 lbs. por área o acre. La plantación tiene lugar entre septiembre y octubre. La semilla se planta superficialmente, bastando con que quede a 2 a 3 mm de la superficie del suelo o, incluso, en la propia superficie. datos de Texas AgriLife Research and Extension Center enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).

Un resumen de las características preferidas para T. Campestre, en cuanto a suelo se refiere, se resume en la siguiente tabla:

El procedimiento se podría esquematizar como sigue:

  • Si se puede regar ligeramente, una aspersión durante 15 minutos diarios, se garantiza la emergencia. Se deja de regar una vez que se vea el crecimiento.
  • Mientras se desplaza el tractor se mueve el esparcidor sobre el área de pastoreo en una dirección, y luego se repite por filas en la dirección opuesta. Esto da una cobertura completa de la zona.
  • Se rastrilla para hacer surcos en el suelo. Para grandes superficies se puede utilizar una maquinaria al efecto. En ocasiones se recomienda pasar un rulo no muy pesado en una dirección para apisonar algo el terreno
  • Se llena un esparcidor de semillas con las semillas de trébol. Se utilizan unos 30 kg/ha datos sacados de la página de Samuel Roberts Noble Foundation enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión) si se siembra trébol campestre para otras especies conviene revisar la dosis de siembra. Para los pastos grandes se usa un separador que se puede tirar detrás de un tractor. Se recomienda la adición de serrín para las semillas se puedan lanzar de manera uniforme, ya que son muy pequeñas.
  • Suele aconsejarse pasar un rodillo de nuevo en dirección contraria a como se pasó inicialmente. La profundidad de la plantación no debe superar las 4 veces el diámetro de la semilla.

Se puede recolectar, si es que ese va a ser su uso, entre los meses de marzo o abril, antes de que estalle la floración. Lo normal, tratándose de pastizales, es que se consuma al diente sobre esos mismos meses.

                                     

6. Uso agronómico

El trébol amarillo o de campo prepara el suelo para el enraizamiento de otras especies, elevando la capacidad hídrica del suelo, ayuda a aligerar los suelos y a lavarlos y aumenta el drenaje de los mismos.

Los valores de siembra son los indicados en el apartado anterior. El uso de esta leguminosa, no obstante, está más indicado como herbácea asociada con otras leguminosas y gramíneas. En este caso, y según datos referentes a Trifolium repens, la dosis de siembra estaría en unos 3 kg/ha.



                                     

6.1. Uso agronómico Producción

Las estimaciones más conservadoras son que las leguminosas pueden proporcionar de 40 a 160 kg de nitrógeno por hectárea de 2 a 8 libras de nitrógeno por acre durante el crecimiento después del año de su fundación. La mayoría de los ganaderos, sobre todo de ganado extensivo, consideran indispensable hacer uso de ese aporte de nitrógeno para ahorrar la fertilización artificial y los problemas que conlleva. La resiembra de tréboles puede resultar de interés en zonas donde se observa una precipitación mínima anual adecuada.

Según diferentes datos de ensayos en cultivo puro en la zona norte de España y en Galicia, la producción oscila entre 9 y 12 tMS/ha, cifras obtenidas bajo corte y sin pastoreo, lo que no es la situación más habitual en cuanto a utilización de este trébol datos asociados a trébol ladino. Dado que la eficiencia de T. campestre es menor, podría considerarse el límite inferior como el más aproximado para su caso. En el caso de estar asociado a cultivos de gramíneas se ha encontrado que el trébol podría ser responsable del 25% de la producción total por hectárea, es decir, entorno al 10-15% de la totalidad de la producción de materia seca.

Trifolium campestre está descrito como un forraje de muy buena calidad, mencionado así por distintos autores aparece citado así en" Estudio etnobotánico de Aracena” – Andres…, mientras otros, más antiguos, lo catalogan como medio Hermann, 1953. Sin embargo, aunque se considera de valor forrajero alto, es de poco rendimiento. Esta quizás sea la principal causa por la que se usa muy poco en siembras monofitas o en pastizales mixtos. Como conclusión, es idóneo para la producción poco intensiva y se recomienda abonar con estiércol compostado para subir parámetros de rendimiento.

Resulta de interés conocer su composición a efecto de uso como alimento para el ganado. Datos referentes a este trébol no han podido encontrarse aunque se puede usar la composición del trébol ladino como referencia más habitual en formulación de ensilados y henos y comparable a otros tréboles forrajeros como el campestre Encyclopedia Britannica). ​



                                     

7. Nombre común

  • Castellano: estrebo, fenarda, fernada, garbancillo, trebo, trebu, tremoncillo, triégule, trébol, trébol amarillo, trébol dorado, trébole, trébolo. ​