ⓘ Blas Mañes Palomar. Clérigo español, rector de la Iglesia Arciprestal de San Pedro y San Pablo de Ademuz, perteneciente entonces la diócesis de Segorbe, asesina ..

                                     

ⓘ Blas Mañes Palomar

Blas Mañes Palomar. Clérigo español, rector de la Iglesia Arciprestal de San Pedro y San Pablo de Ademuz, perteneciente entonces la diócesis de Segorbe, asesinado al comienzo de la Guerra Civil Española.

Fue uno de los 4.184 sacerdotes asesinados en la zona del Frente Popular, víctima de la persecución religiosa ​ desatada en España contra la Iglesia católica.

                                     

1. Biografía

Nació el 4 de febrero de 1869, a las 3:00, siendo hijo legítimo de Manuel Mañes y de María Palomar, ambos naturales de Barracas Castellón y vecinos de Alcublas Valencia. El mismo día de su nacimiento fue bautizado en la parroquia de Alcublas –San Antonio Abad- por el reverendo don Manuel Ollero, beneficiado de dicha iglesia, por ausencia del cura regente, don Ignacio Aliaga. Se desconocen los datos referentes la infancia del futuro sacerdote, suponiendo que estudiaría las primeras letras en la escuela de su localidad y posteriormente ingresaría en el seminario diocesano de Segorbe Castellón.

Después de ejercer como cura en otros pueblos de la diócesis, fue nombrado párroco y arcipreste de Ademuz 1903, siendo obispo de Segorbe monseñor Manuel María Cerero y Soler 1900-1907. Existen multitud de testimonios acerca de su vida como párroco de Ademuz:

  • Uno dice que "no se le conoce ninguna mala acción" ; por el contrario, "era persona caritativa, que hacía muchas limosnas, visitaba a los enfermos, ayudándoles en sus necesidades y hacía estipendios gratis de misas y rosarios". Vivió pobremente, "todo lo repartía entre los pobres y necesitados". Era "buen predicador, prudente y reservado", hasta el punto que "se le tenía por un santo…". ​
                                     

2. Detención

Consta por el testimonio de Domingo Aparicio Hernández que el sacerdote iba huyendo por la ribera del Turia, en dirección a Teruel y "lo cogieron por esa parte del río, frente a Torrebaja Valencia". ​

                                     

3. Asesinato

Le condujeron en dirección a Cañete Cuenca, desviándose poco antes de llegar a esta población, por una pista que conducía a Huérguina y Valencia, vía Landete Cuenca y Utiel Valencia. El camión donde le llevaban detenido paró en la plaza de dicha localidad, frente al Comité revolucionario de la localidad, donde le dieron de beber en un botijo, según testimonio de la vecina Ramona Sausor Ortiz 1912-1985. El vehículo partió de Huérguina ya anochecido y al poco rato sonaron varios disparos, que oyó todo el pueblo. la mañana siguiente, un mozo que iba a acarrear trigo con un carro -Cayo Sausor Ortiz Huérguina,1914- Ibíd., 1988- encontró en medio de la pista el cuerpo muerto de un hombre, rodeado de un charco de sangre. Enseguida se supo que era don Blas Mañes Palomar, el cura párroco de Ademuz. Lo enterraron allí mismo, al borde de la calzada, donde estuvo hasta que terminó la guerra. ​

                                     

4. Exhumación del cadáver y traslado a Ademuz

Según testimonio de Domingo Aparicio Hernández: "A don Blas lo mataron y lo enterraron por debajo de La Huérguina, la derecha de la carretera, en dirección a Utiel. Cuando acabó la guerra, mucha gente de Ademuz fue con un camión …, desenterraron los restos del cura y se los trajeron para enterrarlos aquí en Ademuz… Fueron muchos, los que cabían en el camión; pero hubiera ido el pueblo entero; … era una persona buena, pero mucho buena, y claro, la gente le apreciaba. Por eso después de la guerra el Ayuntamiento puso una placa con su nombre, dedicándole la plaza del Rabal, donde la iglesia". ​

                                     

5. Otros clérigos víctimas de la guerra civil

Además de Blas Mañes Palomar, en la zona del Rincón de Ademuz y entorno comarcal fueron asesinados otros sacerdotes, entre los que se hallan: Ramón Fos Adelantado 1891-1936, natural de Segorbe Castellón, la sazón párroco de Corcolilla Valencia, que fue muerto en el camino del rento de Barrachina a Casas Bajas Valencia y Agustín Navarro Zapata 1871-1936, natural de Fuentelespino de Moya Cuenca, párroco de Henarejos Cuenca, que fue muerto en el rento de Benarruel, zona inmediata a Negrón, aldea de Vallanca Valencia. ​