ⓘ María Faustina Kowalska. Helena Kowalska, conocida también como Santa María Faustina Kowalska, ​ La Iglesia católica la venera como santa y es conocida simpleme ..

                                     

ⓘ María Faustina Kowalska

Helena Kowalska, conocida también como Santa María Faustina Kowalska, ​ La Iglesia católica la venera como santa y es conocida simplemente como Santa Faustina.

Fue llamada por Jesús como la apóstol de la Divina Misericordia. Está considerada por los teólogos como parte integrante del grupo de los más notables místicos del Cristianismo. Su misión fue preparar al mundo para la segunda venida de Cristo. Entró la vida religiosa en 1925 en la congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia.

Su confesor, el beato Michał Sopoćko le pidió que escribiese sus vivencias en un diario espiritual, diario que consta de varios cuadernos. Así pues, no por voluntad propia sino por mandato de su confesor, dejó escritas sus vivencias místicas que ocupan unas seiscientas páginas. Fue canonizada por Juan Pablo II el 30 de abril de 2000, día en el que también instituyó la fiesta de la Divina Misericordia.

                                     

1. Infancia y adolescencia

Santa Faustina nació en el seno de una familia campesina en la aldea de Głogowiec, en Świnice Warckie, voivodato de Łódź, Polonia en 1905. Era la tercera de ocho hermanos tenidos por el matrimonio formado por Stanislaus, carpintero y agricultor, y Marianna Kowalska, que los educaron con gran disciplina espiritual, sobre todo por su padre. Como era una familia muy pobre, Faustina apenas tuvo tres años de estudios escolares. Ella y sus hermanas tenían sólo un buen vestido por lo que debían turnarse para ir a Misa. Así pues, cada una asistía a una misa diferente. ​

                                     

2. Entrada en el convento

La pobreza de Faustina Kowalska era extrema, hasta el punto de no poder acceder a ningún convento. Finalmente se dirigió la Casa Madre de la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia donde por fin fue atendida, y tras un año de ahorro para poder contar con un ajuar, pudo entrar en agosto de 1925, fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles, como postulante. Semanas después de su entrada al convento tuvo tentaciones de abandonar, pero según sus memorias nuevamente el Señor se presentó en su celda pidiéndole que no lo hiciera. En este convento trabajó en la cocina y fue encargada de limpiar el cuarto de la Madre Barkiewez y de cuidarla durante su enfermedad. A principios de 1926, la enviaron al noviciado en Józefów en Cracovia para terminar su periodo como postulante, y el 30 de abril tomó el hábito religioso como novicia recibiendo el nombre de Sor María Faustina del Santísimo Sacramento. ​

                                     

3. Vida religiosa

En abril de 1928 hizo votos como monja y sus padres estuvieron presentes en la ceremonia. Un año más tarde Faustina fue enviada a un convento de Vilna, Lituania, donde también trabajó como cocinera y se quedó poco tiempo. Regresó a este lugar más adelante, ocasión en que se encontró con Michał Sopoćko que apoyó su misión. Un año después de su regreso de Vilna, en mayo de 1930, fue trasladada a un convento en Płock, en Polonia, donde se quedó casi cinco años. Faustina fue monja durante una década ya que falleció en octubre de 1938. ​

                                     

4. Sus últimos días

En los últimos años de su vida aumentaron los sufrimientos interiores de tipo espiritual, y las dolencias del cuerpo: se desarrolló la tuberculosis que atacó sus pulmones y sistema digestivo. A causa de ello se le internó dos veces en el hospital de Pradnik, durante varios meses. Falleció el 5 de octubre de 1938, a los 33 años, de los cuales 13 fueron vividos en el convento.

Su funeral tuvo lugar dos días más tarde, en la fiesta de Nuestra Señora del Rosario. Su cuerpo fue sepultado en el cementerio de la comunidad situado en el jardín de la casa de la congregación de las hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia en Łagiewniki, Cracovia. El 25 de noviembre de 1966 sus restos fueron trasladados la capilla, más tarde consagrada como Santuario de la Divina Misericordia de Cracovia. Luego de su beatificación, sus reliquias se depositaron en el altar de la capilla.

                                     

5. Beatificación y canonización

Veintisiete años después de la muerte de sor Faustina comenzó el proceso de canonización. Fueron presentados a consideración dos casos de sanaciones milagrosas. El primero fue en Massachusetts la Sra. Maureen Digan y el siguiente milagro fue la sanación de una condición congénita del corazón del Padre Pytel en el día del aniversario de la muerte de sor Faustina, el 5 de octubre de 1995.

El 18 de abril de 1993, día de la Fiesta de la Divina Misericordia Segundo Domingo de Pascua, Juan Pablo II declaró beata a Sor Faustina frente a una multitud de devotos de la Divina Misericordia en la plaza de San Pedro en Roma. ​

                                     

6. Las promesas de la Divina Misericordia

  • Por la Coronilla de la Divina Misericordia, serán envueltas por Su Misericordia en la vida y especialmente la hora de la muerte;
  • Por la veneración de la imagen, el alma tendrá un recipiente con el cual puede ir la Fuente de la Misericordia para recoger gracias;
  • Por la Coronilla de la Divina Misericordia, a los pecadores empedernidos cuando la recen, Cristo colmará sus almas de paz y la hora de su muerte será feliz;
  • Por la veneración de la imagen, el alma será defendida como gloria de Cristo;
  • Por la Novena, las almas que sean presentadas a Cristo las mencionadas en la novena van a sacar fuerzas, alivio y toda gracia que necesiten para afrontar las dificultades de la vida y especialmente en la hora de la muerte;
  • Con almas que recurran a Su Misericordia y con las que la glorifican y la proclaman, en la hora de la muerte, Cristo se comportará según Su infinita misericordia.
  • Por la veneración de la imagen, al alma que viva la sombra de ellos no le alcanzará la justa mano de Dios;
  • Por acercarse la Fuente de la Vida Cristo el día de la Fiesta de la Divina Misericordia, el alma recibirá el perdón total de las culpas y de las penas;
  • Por la veneración de la imagen, el alma que venera esta imagen no perecerá;
  • Por la propagación la Divina Misericordia durante toda su vida, el alma será protegida por Cristo como una madre cariñosa protege a su niño recién nacido y, la hora de la muerte, no será para ella Juez, sino Salvador Misericordioso;
  • Por la Coronilla de la Divina Misericordia, Cristo se complace en dar todo lo que Le pidan;
  • Por la Hora de la Divina Misericordia D. 1320, nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Su Pasión;


                                     

7. Santa Faustina en la literatura y las artes

Se han escrito libros sobre Santa Faustina, se han realizado documentales y películas sobre su vida y el proceso de canonización, por ej:

  • Tiempo de Misericordia, narrado por Roberto Gutiérrez, para los Misioneros de la Inmaculada Concepción y EWTN.
  • Faustina, el apóstol de la misericordia.
  • La Historia de Sor Faustina: La Apóstol de la Divina Misericordia, de John Paddy Nolan y el Padre Serafín Michalenko, para EWTN.