ⓘ Shrapnel. Los shrapnel son municiones de artillería tanto antipersona como antimaterial, que transportan una gran cantidad de balas cerca de su blanco, para lue ..

                                     

ⓘ Shrapnel

Los shrapnel son municiones de artillería tanto antipersona como antimaterial, que transportan una gran cantidad de balas cerca de su blanco, para luego ser eyectadas sobre el mismo a fin de que continúen la trayectoria del proyectil e impacten el blanco individualmente.

Su nombre proviene del Mayor-General Henry Shrapnel 1761-1842, un oficial de artillería inglés, cuyos primeros experimentos llevados a cabo por cuenta propia, condujeron al diseño y desarrollo de un nuevo tipo de obús.

Su letalidad se basa casi enteramente en la velocidad del proyectil. Este tipo de munición, hasta ahora obsoleto desde el fin de la Primera Guerra Mundial como munición antipersona en sistemas de artillería fija cuando fue reemplazado por el obús fragmentario de alto poder explosivo, mas no en blindados como tanques, es bastante extendido, gracias a su economía y al combate asimétrico que ha demostrado su efectividad para los medios acorazados terrestres en entornos urbanos.

                                     

1. Desarrollo del obús shrapnel

En 1784, el teniente Shrapnel de la Royal Artillery empezó a desarrollar un arma antipersona. La artillería de la época empleaba "metralla" para defenderse de ataques por parte de la Infantería o Caballería, que consistía en cargar un contenedor de lata o de lona lleno con bolas de plomo o trozos de hierro, en lugar de la habitual bala esférica maciza. Al ser disparado, el contenedor reventaba en el ánima del cañón o al salir de su boca, produciendo el efecto de un cartucho de escopeta sobredimensionado. A distancias de hasta 300 m, la metralla aún era sumamente letal, aunque a esa distancia la densidad de los proyectiles era mucho más baja y era poco probable que impacte a un hombre. A mayores distancias se empleaban balas macizas o explosivas una esfera hueca de hierro fundido llena de pólvora negra, aunque las segundas con un efecto más aturdidor que fragmentario, ya que sus esquirlas eran muy grandes y pocas.

La innovación de Shrapnel fue combinar el efecto de escopeta de la metralla, con una espoleta cronométrica para abrir el contenedor y dispersar a cierta distancia las balas que llevaba a lo largo de su trayectoria desde el cañón. Su obús era una esfera hueca de hierro fundido llena con una mezcla de balas y pólvora, equipada con una tosca espoleta cronométrica. Si la espoleta era correctamente ajustada, el obús se abriría delante o encima del blanco, soltando su carga de balas de mosquete. Las balas continuarían su trayectoria gracias la "velocidad residual" del obús. Además de un patrón de dispersión más denso de las balas de mosquete, la velocidad conservada podía ser más alta, ya que el obús shrapnel tendría un mayor coeficiente balístico que cada una de las balas de mosquete.

La carga explosiva en el obús debía tener la fuerza suficiente para abrirlo antes que esparcir las balas en cualquier dirección. Por lo que su invento aumentó el alcance efectivo de la metralla de 300 mm a unos 1100 m. Él llamó a su invento "metralla esférica", pero con el paso del tiempo fue llamado por su apellido; idea formalizada en 1852 por el gobierno británico.

Los primeros diseños padecieron del problema potencialmente catastrófico de la fricción entre el obús y la pólvora negra durante la alta aceleración en el ánima del cañón, que a veces podía hacerlo detonar prematuramente. Se probaron diversas soluciones, con éxito limitado. Sin embargo, en 1852 el Coronel Boxer propuso el empleo de un diafragma para separar las balas de la carga explosiva, lo cual demostró ser exitoso y fue adoptado al año siguiente. Para evitar la deformación de las balas de plomo, se empleó una resina como material de relleno entre estas. Un efecto secundario útil del empleo de resina fue que su combustión indicaba la apertura del obús, al producir una nube de polvo.

                                     

2. Adopción del shrapnel por la artillería británica

No fue sino hasta 1803 que la artillería británica adoptó el shrapnel como "metralla esférica", con gran entusiasmo al hacerlo. Henry Shrapnel fue ascendido a Mayor ese mismo año. El primer empleo registrado del shrapnel por los británicos fue en 1804, contra los holandeses del Fuerte Nuevo Amsterdam en Surinam. ​

                                     

3. Primera Guerra Mundial

Consideraciones técnicas

El tamaño de las balas de los shrapnel de la Primera Guerra Mundial se basaba en dos consideraciones. Una era la premisa que se necesitaba un proyectil con una energía de 79 J 58 pie-libra, según cálculos del Ejército estadounidense ​ Lo cual parece indicar que Estados Unidos cesó su fabricación al inicio de la guerra, probablemente basado en la experiencia de otros beligerantes.

                                     

4. Segunda Guerra Mundial

A inicios de la década de 1930 se desarrolló un nuevo shrapnel aerodinámico para el BL de 60 libras, que contenía 760 balas. Los británicos emplearon shrapnel en sus campañas del norte de África y el África Oriental al inicio de la guerra, donde se emplearon obúses de 18 libras y de 114 mm 4.5 pulgadas. Para la Segunda Guerra Mundial, los shrapnel propiamente dichos cayeron en desuso, su último empleo registrado siendo el disparo de shrapnel de 60 libras en Birmania en 1943. En 1945 los británicos llevaron a cabo pruebas exitosas con shrapnel equipados con espoletas de proximidad. Sin embargo, no se desarrollaron shrapnel para cualquier tipo de cañón después de la Primera Guerra Mundial.

                                     

5. Guerra de Vietnam

A pesar de que según algunos expertos consideran que el proyectil no era un shrapnel propiamente dicho, un proyecto de armamento de la década de 1960 produjo obuses splintex para los cañones sin retroceso de 90 y 105 mm, así como para los obuses de 105 mm, que eran llamados "obús colmena". Al contrario de las balas que contenía el shrapnel, el obús splintex contenía flechettes. El resultado fue el obús de 105 mm M546 APERS-T AntiPERsona Trazador, empleado por vez primera en 1966, durante la Guerra de Vietnam. El obús llevaba aproximadamente 8000 flechettes de 1.5 g, dispuestas en cinco capas; tenía una espoleta cronométrica, detonadores para fragmentación, un tubo central, una carga explosiva de pólvora sin humo con un tinte marcador en la base y un elemento trazador. El funcionamiento del obús era el siguiente: la espoleta cronométrica se activa, su fogonazo viaja a través del tubo central, los detonadores de fragmentación estallan y la parte frontal de su cuerpo se abre en cuatro pedazos. El cuerpo y las primeras cuatro capas de flechettes son dispersadas por la rotación del obús, mientras que la última capa y el tinte marcador lo son por la carga explosiva. Las flechettes se dispersaban principalmente por rotación, desde el punto de explosión y en un cono que se ampliaba progresivamente a lo largo de la trayectoria del obús antes de estallar. El obús era complicado de fabricar, pero era un arma antipersona muy efectiva - los soldados reportaban que luego de disparar obuses colmena para repeler un ataque frontal, varios enemigos muertos tenían sus manos clavadas a las culatas de madera de sus fusiles, siendo arrastrados a fosas comunes por el fusil. Se dice que a este tipo de obús se le llamó colmena, porque el ruido de las flechettes volando en el aire se parecía al de un enjambre de abejas enfurecidas.



                                     

6. Actualidad

A pesar que los shrapnel hoy son rara vez empleados, además de los obuses colmena, hay otros proyectiles modernos que utilizan el principio del shrapnel. La bala DM 111 de 20 mm para defensa aérea a corto alcance, la granada de 40 mm HVCC 40 x 53, de alta velocidad, la bala AHEAD de 35 mm 35 x 288, con 152 cilindros de tungsteno de 3.3 g, la bala de explosión aérea 30 x 173 RWM Schweiz, el Proyectil de Escopeta de 5 Pulgadas KE-ET y posiblemente muchos más. Los ejércitos modernos también tienen botes de metralla para los cañones remolcados y de tanque, como por ejemplo el XM1028 para cañón de tanque M256 de 120 mm con aproximadamente 1150 balas de tungsteno, a una velocidad de 1400 m/s.

Por lo menos algunos misiles antibalísticos emplean ojivas tipo shrapnel en lugar de la más usual de alto poder explosivo, como es el caso de las ojivas nucleares MIRV, que usan básicamente el mismo principio, pero usando los avances tecnológicos propios de los ingenios nucleares. El misil Starstreak emplea un sistema similar, con tres dardos de metal que se separan de su ojiva antes del impacto, aunque en su caso los dardos son guiados.

Al contrario de una ojiva de alto poder explosivo, el empleo de este tipo de ojivas no precisa un impacto directo y reduce ampliamente las necesidades de rastreo y dirección. A una distancia predeterminada del vehículo de reentrada, la ojiva dispara, mediante una carga explosiva, una multitud de submuniciones cilíndricas en la dirección de vuelo del vehículo de reentrada. Al contrario de una ojiva de alto poder explosivo, la carga explosiva solamente es necesaria para lanzar las submuniciones desde la ojiva principal, no para acelerarlas a alta velocidad. La velocidad necesaria para penetrar el cuerpo del vehículo de reentrada proviene de la alta velocidad terminal de la ojiva, similar al principio del shrapnel.

El motivo del empleo de este tipo de ojiva y no una de alto poder explosivo, es por las esquirlas producidas, todas ellas de alto poder explosivo, que no garantizan la penetración del cuerpo del vehículo de reentrada. Al emplear submuniciones cilíndricas, se puede penetrar un mayor espesor de material incrementando la probabilidad de dañar al vehículo de reentrada.

Hoy día, en los entornos de combate urbano, los tanques añaden a sus municiones antiblindaje unas que emplean un principio similar al shrapnel, como un tipo de munición antipersona, usada en la penetración de fortificaciones y/o cuando la munición de las armas secundarias se agota en su uso. El cartucho en cuestión es el tipo cánister, y se trata de un cartucho de acción similar al de la escopeta, que se basa en el principio del proyectil del ingeniero Shrapnel, cuya designación experimental es XM1028, y que es usado en el ejército estadounidense, israelí y el iraquí en las guerra contra el Estado Islámico actualmente. ​