ⓘ Fernando González Bernáldez. Bernáldez se crio en Salamanca, donde acompañaba a su padre en paseos por las dehesas de dicha provincia, entre otras la que él mis ..

                                     

ⓘ Fernando González Bernáldez

Bernáldez se crio en Salamanca, donde acompañaba a su padre en paseos por las dehesas de dicha provincia, entre otras la que él mismo poseía. En sus primeros años mostró una gran aptitud para el dibujo, cuando cazaba mariposas con su padre, las dibujaba y mandaba los dibujos a Madrid a un monje entomólogo, antiguo profesor de su padre, para su determinación taxonómica. Dicha aptitud le sería muy útil durante su vida profesional para complementar sus ideas con apuntes, bocetos, dibujos y esquemas. ​

En honor a su trabajo y a sus aportaciones, la biblioteca de la Facultad de Ciencias de la UAM lleva su nombre.

                                     

1. Contribuciones científicas

La producción científica de Bernáldez se vio influida por su necesidad de comprender e interpretar los paisajes. Influido por los ecólogos soviéticos hablaba ruso además de francés, inglés y alemán además de por los occidentales, su trabajo incluía el estudio de la vegetación como indicadora de factores y procesos que afectan al paisaje, ahondando así en los sistemas de uso del territorio y transformación del paisaje. Sin embargo, a ello añadió el estudio de la percepción del paisaje y la educación ambiental como forma de modificar la misma. Todo ello se encaminaba la búsqueda de mecanismos para conservar los paisajes de forma estable y duradera y al mismo tiempo resaltaba el valor de los paisajes alterados por el hombre de forma tradicional para la conservación de la naturaleza.

Con estos fines, Bernáldez se rodeó de colaboradores que trabajasen en áreas como la ecología de humedales, la ecología de pastizales y sistemas agrarios extensivos, estudios de ecología humana relacionados con los mismos como en el caso de la trashumancia, otras ramas de la ecología humana como la percepción ambiental y, complementando a aquella, la educación ambiental.

                                     

2. Apoyo al movimiento ecologista

La figura de Bernáldez destaca por su apoyo dado al movimiento ecologista en España. Durante su carrera científica, y al darse cuenta de la importancia de la intervención del hombre en los procesos naturales y de la educación ambiental, Bernáldez tomó parte en iniciativas como participar en la elaboración de las recomendaciones de la Unesco en medio ambiente. Incluso llegó a ser subdirector general de Medio Ambiente en el año 1984, abandonando por un tiempo su actividad investigadora y docente. ​

El 5 de junio de 1992 el Premio Nacional de Medio Ambiente fue otorgado a los grupos ecologistas españoles, que decidieron conjuntamente que fuese el profesor Bernáldez el encargado de recogerlo. Al estar ya hospitalizado, lo recogió su esposa, Catherine Levassor.

También en 1992 se le otorgó su nombre al Centro de Investigación Medioambiental de Soto del Real.

                                     

3. Obras

El listado completo de las obras de Bernáldez se puede consultar página web de la Fundación Fernando González Bernáldez.

Entre las más importantes se encuentran las siguientes:

  • González Bernáldez, Fernando 1997. Gramíneas pratenses de Madrid. 2ª edición revisada. Madrid: Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Regional. 287 pp. ISBN 84-451-1399-2.
  • González Bernáldez, Fernando 1976. Estudios ecológicos sobre Sierra Morena. Madrid: Ministerio de Agricultura, Servicio de Publicaciones. 80 pp. ISBN 84-400-9695-X.
  • González Bernáldez, Fernando 1992. Los paisajes del agua. Terminología popular de los humedales. Madrid: J.M. Reyero. 257 pp. ISBN 84-604-3756-6.
  • González Bernáldez, Fernando 1985. Invitación la ecología humana. La adaptación afectiva al entorno. Madrid: Tecnos. 159 pp. ISBN 84-309-1153-7.
  • González Bernáldez, Fernando 1981. Ecología y paisaje. Madrid: Blume. 250 pp. ISBN 84-7214-227-2.