ⓘ Illa Túpac. Su nombre aparece en las Crónicas de Indias, cuando participa de una expedición enviada por Manco Inca para desalojar a los españoles de la costa. B ..

                                     

ⓘ Illa Túpac

Su nombre aparece en las Crónicas de Indias, cuando participa de una expedición enviada por Manco Inca para desalojar a los españoles de la costa. Bajo las órdenes de Quizu Yupanqui y junto a otro capitán, Puyu Vilca, se dirigen por la sierra central hacia Lima 1536.

Tomadas las montañas que rodean la ciudad, Illa Túpac dirige el ataque bajando desde Quives, pero ante los resultados adversos y la muerte de su líder, junto con otros capitanes deciden la retirada hacia la sierra, no sin antes enterrar a sus muertos en Puruchuco.

                                     

1. En Huarochirí

Posesionado de la sierra de Lima, tenía como propósito obstruir todo intento de ayuda a los españoles cercados en el Cuzco por Manco Inca. Francisco Pizarro envió a Alonso de Alvarado con 350 hombres bien equipados, constituidos por hombres de a pie, caballeros y ballesteros para desbloquear el camino. Illa Túpac los enfrentó hasta en dos oportunidades, la segunda de las cuales, en el paso de los Olleros 15 de noviembre de 1536, aunque no pudo evitar que Alvarado prosiguiese hacia Jauja a unirse con sus aliados huancas.

Ante las represalias de Alvarado y el exterminio en la hoguera de 1.000 orejones incas, asesinados por los mismos huancas, Illa Túpac decidió marcharse hacia el norte.

                                     

2. En Huánuco y sus comarcas

La resistencia inca en esta región de 1537 a 1545 fue sin duda la más tenaz y sangrienta de la guerra de reconquista cuyo héroe epónimo fue Illa Thupa, miembro del más rancio linaje de los incas. Este capitán héroe del cerco de Lima y de la lucha contra el mariscal Alvarado para impedir que éste llegara el Cusco, quizás a fines de 1537- se retiró la región de Huánuco donde estableció su cuartel general. En 1538, batió al capitán Mercadillo y castigó sus crímenes y depredaciones. En 1539, al mariscal Alvarado que iba continuar la conquista de los Chachapoyas e hizo fracasar la ciudad española fundada por Gómez de Alvarado en el tambo de Wanacopampa Huánuco20. A mediados de este año, batió también al genocida Francisco Chávez en la provincia de Conchucos, que según el dominico Tomás de San Martín y otros testimonios, cometió atrocidades, exterminó niños y poblaciones en el vano intento de sofocar el espíritu nacionalista de los peruanos de esta región 21. R. Porras, repudiando el terror criminal de este capitán- pariente de los Pizarro- dice:" No respetó ni a mujeres ni a niños, y aún recurrió al auxilio de los perros, las casas fueron saqueadas, robados los campos y ahorcados muchos pobladores. Era la respuesta española la insurrección de Manko. Cuéntase que Chávez, hacía que los niños a quienes debían ejecutar pronunciasen antes de morir su fatídico nombre”22. En 1540, Illa Thupa en respuesta a este genocidio siguió combatiendo con más valor y sin amilanarse ante el poder y crueldad de los enemigos. En este año hizo fracasar la marcha de Gonzalo Pizarro a Quito y lo obligó a desviarse desde la serranía de Wari hacia la costa. Igualmente organizó a los curacas, para que amagaran la ciudad de Trujillo y para demostrar que la guerra seguía contra los españoles.23 La lucha de Illa Thupa contra los enemigos se prolongó hasta 1543, año en que fue apresado por el capitán Juan de Vargas enviado contra él por Pedro de Puelles el fundador de la actual ciudad de Huánuco. Lo que no se sabe lo que le ocurrió a este valeroso capitán Inka, es muy posible que se salvara de la represalia enemiga, pues según el cronista A. De Zárate, al año siguiente estaba libre y había tomado el partido del Virrey Blasco Núñez de Vela, al que le informó de los planes del pizarrista Pedro Puelles en las comarcas de Huánuco. Su muerte aún no ha sido esclarecida.