ⓘ Guido de Anderlecht. Nacido de padres pobres, él vivió una vida agrícola sencilla hasta que comenzó como sacristán en la iglesia local. Siguió como sacristán ha ..

                                     

ⓘ Guido de Anderlecht

Nacido de padres pobres, él vivió una vida agrícola sencilla hasta que comenzó como sacristán en la iglesia local. Siguió como sacristán hasta que le persuadieron de invertir en una aventura comercial. Cuando el buque que lleva la carga en la que había invertido se hundió en el puerto, Guido creyó que había sido castigado por su codicia y se fue de peregrinaje como penitente, primero a Roma, y después a Jerusalén, donde trabajó como guía para otros peregrinos. Murió de camino a casa.

                                     

1. La veneración

Es el patrono de Anderlecht, los animales con cuernos, los solteros, niños convulsivos, epilépticos, los trabajadores, la protección de dependencias, la protección de barracas, la protección de establos, los sacristanes y es invocado contra la epilepsia, contra la rabia, contra convulsiones infantiles, y contra perros rabiosos. ​

En iconografía suele ser representado como un campesino que ora con un ángel que ara un campo o como un peregrino con un libro o con un sombrero, el rosario, y un buey en los pies.

Su tumba dice haberse encontrado cuando un caballo la pateó. Los taxistas de Brabante hacían un peregrinaje anual a Anderlecht hasta el principio de la Primera Guerra Mundial en 1914. Ellos y sus caballos dirigían la procesión seguida por granjeros, por los solteros, donde se bendecían los animales. En la aldea, una vez terminada la procesión religiosa, se celebraban varios juegos, con música, y banquetes, seguido por una competición de carreras de caballos de tiro a pelo. El ganador entraba en la iglesia a recibir a un sombrero hecho de rosas del párroco.