ⓘ Diego de Torres Villarroel, fue un escritor, poeta, dramaturgo, médico, matemático, sacerdote y catedrático de la Universidad de Salamanca. ​ ..

                                     

ⓘ Diego de Torres Villarroel

Diego de Torres Villarroel, fue un escritor, poeta, dramaturgo, médico, matemático, sacerdote y catedrático de la Universidad de Salamanca. ​

                                     

1. Biografía

Era hijo de un librero de Salamanca y de la hija de un pañero. Fue bautizado el 18 de junio de 1694. Se describió a sí mismo como rubio y de ojos azules y bien parecido, "con más catadura de alemán que de castellano o extremeño" y como persona desenvuelta, sociable y accesible. Aprendió las primeras letras y pasó a estudiar latín en el pupilaje de don Juan González de Dios, quien sería luego catedrático de Humanidades en la Universidad de Salamanca. Lo hizo con tal aprovechamiento que ganó tres años después una beca por oposición en el Colegio Trilingüe de Salamanca. Su temperamento díscolo y travieso le empujó a faltar a clase, meterse en peleas, robar a otros compañeros y hurtar viandas de la despensa del colegio por lo que se ganó el sobrenombre de "piel de diablo". Leyó mucho en la tienda de libros de su padre, pero sin orden ni programa alguno, aunque sentía particular afición por las matemáticas. La lectura del Astrolabium, un tratado sobre la esfera celeste del padre Cristoforo Clavius 1537-1612, le inclinó por la astrología. Otro libro llamado Tratado de la esfera, fue el que le introdujo en las matemáticas, ciencia olvidada en aquella época.

Según cuenta en su Vida, biografía muy novelada, al salir del colegio huyó de las consecuencias de sus desmanes a Portugal, concretamente a Oporto y a Coímbra, donde llevó una vida aventurera en la que fue sucesivamente ermitaño, bailarín, alquimista, matemático, soldado, torero, estudiante de medicina, curandero, astrólogo y adivino.

Esa biografía novelada haría que sus contemporáneos le atribuyesen una poderosa leyenda. Se supone que a su vuelta a Salamanca sentó la cabeza y emprendió un programa de voraz lectura de libros de filosofía natural, magia y matemáticas, y para ganarse la vida montó un pingüe negocio editorial como escritor de almanaques y pronósticos anuales bajo el seudónimo de "El gran Piscator de Salamanca", género de periodismo popular del que fue uno de los fundadores y con el que se hizo famoso, ya que mucha gente recurría a él para saber del futuro. Escribió estos folletos desde 1718 hasta 1766, sin creer mucho en ellos, pues "Torres fue un hombre moderno en quien pudo convivir un cierto pesimismo barroco con el cinismo de un libertino intelectual y el cálculo propio de la conciencia burguesa". ​ a los 77 años de edad, en el Palacio de Monterrey de Salamanca, donde ocupaba habitaciones que, hacía años, la duquesa de Alba había puesto a su disposición.

                                     

2. Perfil

Torres Villarroel fue un hombre muy culto debido a su gran curiosidad, que junto con su fisonomía extraña y rara fascinaba a unos y repelía otros. Se situó entre la ciencia barroca y la ilustrada de los Novatores, ​ Fue conocido por casi todo el país en su época y a pesar de ser un hombre relativamente callado cada vez que hablaba y opinaba provocaba el escándalo o la gracia de los demás. Se burló de todo lo que pudo siempre con aire desenfadado, provocando odios y envidias, lo que lo llevó a diferentes destierros. Su personalidad queda reflejada en sus escritos, sobre todo en su relato biográfico Vida, ascendencia, nacimiento, crianza y aventuras del Doctor Don Diego de Torres Villarroel, catedrático de prima de matemáticas en la Universidad de Salamanca, escrita por él mismo. Para Russell P. Sebold, la vida de Torres es de carácter bifronte de dos caras: es un tejido de contrastes u oposiciones entre su conformismo burgués y su desprecio bohemio. Tiene conciencia de su existir sólo como contradicción consigo mismo y era fundamentalmente un escéptico incapaz de idealizar nada. Fue hombre mundano y como científico no hizo aportación alguna ni supo apreciar, como se ha visto, la importancia de Newton, al contrario que sí, por ejemplo, su contemporáneo Benito Jerónimo Feijoo o los posteriores Cándido María Trigueros y Lorenzo Hervás y Panduro.

                                     

3. Obra

En el prólogo a Correo del otro mundo 1725 decía que "yo no escribo para que aprendas, ni te aproveches, ni te hagas docto, pues a mí, ¿qué se me da de que tú seas estudiante o albañil.? Yo escribo porque no tengo dinero ni donde sacarlo". Y no debía irle mal, porque en el almanaque de 1738 hizo constar que los otros escritores "han de morir de hambre y de envidia al saber que Torres supo juntar el año pasado 15.000 reales con sus majaderías, sin petardear con las dedicatorias, ni mendigar adelantos a los impresores". Escritor fecundo, ha quedado noticia de que en veinte años de escritor recibió más de dos mil ducados cada uno de ellos. Autor de narraciones y de "ensayos" como Los desdichados del mundo y la gloria 1737 o libros científicos como Anatomía de lo visible e invisible de ambas esferas 1738, en 1752 se publicó por suscripción pública una edición de sus obras en catorce volúmenes. Y se hizo una reedición de sus obras completas en quince volúmenes en octavo en Madrid entre 1794 y 1799.

Su estilo conceptista y repertorio temático se inspiran en la obra de Francisco de Quevedo, aunque en opinión de Jorge Luis Borges, carece de la sombría visión pesimista de éste y por el contrario su estilo es vitalista y festivo. Como poeta, pueden destacarse algunos de sus sonetos Los ladrones más famosos no están en los caminos, El presente siglo, las composiciones satíricas que llamó "pasmarotas", que incluso encontraron continuidad en el siglo XX en las que compuso Enrique Badosa; ​

También son interesantes sus Visiones y visitas de Torres con D. Francisco de Quevedo por Madrid, 1727-1751), de estilo muy conceptista. En El ermitaño y Torres 1752 diserta sobre la piedra filosofal, así como en los Recitarios astrológicos y alquímicos 1726, donde ahonda en los principios metálicos que rigen la alquimia. Se interesa en muchas de sus obras por lo humano y también por lo divino, ya que escribió sobre fantasmas y fenómenos aéreos extraños, incluso de experiencias personales, como en Juicio y pronóstico del globo y tres columnas de fuego que se dejaron ver en el horizonte español 1726. Llegó a repetírsele el fenómeno o "prodigio", como gustaba de llamar a estos globos de fuego, en 1730 y 1736. Además también su diversidad en prosa llegaba hasta escribir vidas de religiosos Vida de Sor Gregoria de Santa Teresa y de poetas Vida de Gabriel Álvarez de Toledo.

Compuso asimismo algunas piezas cortas como bailes y sainetes, y gran número de folletos más o menos satíricos, como Barca de Aqueronte, el Hospital de incurables, etc. Además, publicaba todos los años un "almanaque" que le proporcionaba importantes ingresos y donde insertaba pronósticos, algunos de los cuales se cumplieron.



                                     

4. Influencia de la lengua leonesa

Algunos estudios de filología han reseñado el uso frecuente en sus trabajos de elementos propios de la lengua leonesa. En este sentido, prefijos leoneses como "peri" más, palatalizaciones, o formas verbales como "jicioren" que se traduciría en español como hicieron ", "salioren" que se traduciría al español por salieron o "dixioren" en español dijeron aparecen con frecuencia en sus trabajos. ​

                                     

5. Ediciones más importantes

  • Libros en que estan reatados diferentes quadernos physicos, medicos, astrologicos, poeticos, morales, y mysticos que años passados dio al publico en producciones pequeñas el Doctor Don Diego de Torres… Salamanca: Imprentas de Antonio Villagordo y de Pedro Ortiz Gómez, 1751 y 1752, 13 vols.
                                     

5.1. Ediciones más importantes Prosa

  • Vida natural y católica, medicina segura para mantener menos enferma la organizacion del cuerpo. 1730, prohibida más tarde por la Inquisición.
  • Tratados físicos y médicos de los temblores y otros movimientos de la tierra, llamados vulgarmente terremotos, 1751.
  • Un viaje fantástico
  • Sacudimiento de mentecatos habidos y por haber 1726
  • Sueños morales. Visiones y visitas de Torres con don Francisco de Quevedo por Madrid 1727-1737
  • Anatomía de lo visible e invisible en ambas esferas 1738.
  • Vida, ascendencia, nacimiento, crianza y aventuras de el doctor don Diego de Torres Villarroel, catedrático de prima de Matemáticas en la Universidad de Salamanca. 1743-1751, publicado por entregas.
  • Recetas de Torres, añadidas a los remedios de cualquier fortuna
  • Vida ejemplar, virtudes heroicas y singulares recibos de la venerable madre Gregoria Francisca de Santa Teresa, carmelita descalza, en el convento de Sevilla, en el siglo doña Gregoria Francisca de la Parra Queinoge.
  • El ermitaño y Torres, aventura curiosa en que se trata de la piedra filosofal y las tres cartillas rústica, médica y eclesiástica., 1752.
  • Almanaques y Pronósticos de el Gran Piscator de Salamanca, 1718-1766.
  • El gallo español
  • Los desahuciados del mundo y de la gloria 1736-1737
  • Barca de Aqueronte y residencia infernal de Plutón 1731, publicada en 1743.


                                     

5.2. Ediciones más importantes Poesía

  • Juguetes de Thalia, entretenimientos en el numen: varias poesias, lyricas y comicas. 1752.
  • Ocios políticos en poesías de varios metros 1726
                                     

5.3. Ediciones más importantes Teatro

  • Juguetes de Thalía, entretenimientos en el numen Salamanca, 1752
                                     

5.4. Ediciones más importantes Zarzuelas

  • Juicio de Paris y robo de Helena incluida en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752
  • Con José Ormaza, Eneas en Italia incluida en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752
  • La armonía de lo insensible incluida en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752
                                     

5.5. Ediciones más importantes Sainetes

  • Los gitanos, incluido en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752
  • El miserable, publicado suelto.
  • El valentón, incluido en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752
  • La peregrina, incluido en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752
  • Fiesta de gallos y estafermo en la aldegüela, publicado suelto.
  • El poeta, incluido en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752
  • La taberna de la puerta de Villamayor, incluido en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752
  • Sainete entremesado para La armonía de lo insensible, incluido en Juguetes de Thalía Salamanca, 1752