ⓘ Verdadera Destreza. La Verdadera Destreza es una escuela de esgrima española. El sistema de esgrima española llamado Destreza es un método global de lucha con e ..

                                     

ⓘ Verdadera Destreza

La Verdadera Destreza es una escuela de esgrima española.

El sistema de esgrima española llamado Destreza es un método global de lucha con espadas con un fuerte componente matemático, filosófico y geométrico, fruto de la educación renacentista de sus inventores.

El padre de la Destreza española fue Jerónimo Sánchez de Carranza, si bien quien lo condensó, expandió y perfeccionó fue Luis Pacheco de Narváez.

Este sistema fue documentado por primera vez en 1582, al publicarse el tratado De la Filosofía de las Armas y de su Destreza y la Aggression y Defensa Cristiana, y, aunque su época de máximo esplendor se circunscribe al siglo XVII, hay manuales que llevan el estudio de este sistema hasta 1862.

El método de esgrima español se extendió hasta el imperio español en el Nuevo Mundo. El mismo Carranza ejerció el puesto de gobernador de Honduras. Hay autores de tratados sobre Destreza, así como maestros documentados en México, Perú, Ecuador, y las Filipinas.

La Verdadera Destreza no se centra en las técnicas concretas, sino en intentar entender y explicar la esgrima como un corpus de conocimiento completo, ayudado de técnicas geométricas, y tratando el conjunto como ciencia de las armas. Su intención es ser un método de lucha universal aplicable a todas las armas, incluyendo espada, daga, espada y broquel, espada a dos manos, etc.

La acepción Ciencia no tiene aquí el sentido por el que hoy en día es más conocida, sino el sentido que se le atribuía en la época: el de un cuerpo de conocimientos ordenados y dotados de una coherencia interna, en este caso aquellos que se utilizan para explicar lo que ocurre en la frase de armas.

Tradicionalmente se ha considerado un sistema complejo y difícil de entender e interpretar, lo cual ha llevado a ideas preconcebidas y erróneas sobre su teoría y práctica.

                                     

1. Historia y desarrollo

Los orígenes de este sistema están en la obra de Jerónimo de Carranza. Existe alguna evidencia que señala el trabajo del teórico de esgrima italiano Camillo Agrippa como fuente de inspiración del trabajo de Carranza. Pacheco hace la afirmación de que Carranza basó su texto en la obra de Camillo Agrippa en una carta al duque de Cea en Madrid el 4 de mayo de 1618. parece haber desaparecido casi totalmente a comienzos del siglo XX.

                                     

2. Características

Algunas características de la Verdadera Destreza serían las siguientes:

  • Evitar los movimientos directos hacia el oponente.
  • Extensión del brazo armado en línea recta como forma de obtener una adecuada defensa, mientras se alcanza distancia de herida al mismo tiempo.
  • Empleo de acciones de corte tajo, revés y estocada.
  • El uso de una distancia inicial lo más cercana posible al oponente, mientras se permanece fuera de su alcance medio de proporción.
  • Una mentalidad muy conservadora en sus acciones mantenimiento de la defensa en todo momento.
  • Uso del atajo como forma de controlar el arma del oponente.
  • El uso de desplazamientos fuera de las líneas a fin de obtener un ángulo favorable para ataques y heridas.
  • Visualización de las acciones, distancia y movimientos de los oponentes empleando círculos y líneas imaginarios entre ambos.
  • Existencia de una acción característica movimiento de conclusión como modo de acabar el combate desarmando al oponente.
                                     

3. Diferencias con otras escuelas contemporáneas de espada ropera

Quizá la diferencia más importante con otras escuelas de la época radicaba en su aproximación al juego de pies. Durante siglos, la esgrima europea funcionó generalmente con un juego de pies lineal, similar al de la esgrima moderna. Por el contrario, la doctrina de la Verdadera Destreza enseñaba que moverse directamente hacia el oponente era peligroso, y fomentaba un juego de pies lateral, a derecha o izquierda, para ganar un ángulo de ataque más favorable.

Otra diferencia es su aproximación al valor relativo del corte frente la estocada. La longitud de las espadas roperas en Europa mostraba una clara preferencia por la estocada, relegando el corte a un distante segundo lugar. La Verdadera Destreza, por otra parte, rehusó hacer tal distinción, manteniendo que el corte podría ser tan útil como la estocada dependiendo de la situación, adaptando las armas en consecuencia. Aunque los tiradores españoles desarrollaron reputación por usar armas muy largas, las armas usadas en la Verdadera Destreza fueron generalmente más cortas que las roperas asociadas con los territorios de Italia, Francia y Alemania.

Gradualmente, la esgrima en Europa fue influenciada por el trabajo de Camillo Agrippa y sus sucesores, centrándose en el empleo de cuatro posiciones primarias de mano y hoja, con énfasis en las dos últimas. La Verdadera Destreza, por otra parte, se centró casi exclusivamente en una posición de la mano similar la "terza" pulgar a las doce en punto.

En Europa, los maestros enseñaban generalmente una variedad de guardias mucho mayor que los maestros de la Verdadera Destreza, que se centraban en el famoso "ángulo recto", una posición con el brazo extendido directamente desde el hombro, formando una línea recta desde el punto de la espada hasta el hombro izquierdo.

La Verdadera Destreza usa una graduación más fina de los grados de resistencia de la espada. Donde otras tradiciones generalmente reconocían dos grados de resistencia forte y debole, que en ocasiones eran expandidos a tres o cuatro, los autores de la Verdadera Destreza describieron 9, 10, o hasta 12 "grados" o segmentos en la espada.

Los maestros de la Verdadera Destreza prestaron mucha atención a los métodos de sus colegas contemporáneos, tanto en la península ibérica como fuera de ella. Pacheco argumenta específicamente contra los trabajos de muchos autores italianos en su texto Nueva Sciencia. Del mismo modo, el trabajo de Thibault incluye una sección donde rebate las técnicas de Salvatore Fabris. El trabajo de Francisco Lórenz de Rada también contiene abundante cobertura de cómo un diestro debería combatir a un oponente italiano usando espada y daga.