ⓘ Propóleo. El propóleo es una mezcla resinosa obtenida por las abejas de las yemas de los árboles, exudados de savia u otras fuentes vegetales y que luego proces ..

                                     

ⓘ Propóleo

El propóleo es una mezcla resinosa obtenida por las abejas de las yemas de los árboles, exudados de savia u otras fuentes vegetales y que luego procesan en la colmena como sellante de pequeños huecos, en ocasiones mezclado con cera y para "barnizar" todo el interior de la colmena. Para huecos mayores, las abejas usan cera. El color del propóleo depende de la fuente de la que haya sido obtenido, siendo el más común marrón oscuro. A temperatura ambiente, el propóleo es pegajoso y a temperaturas menores solidifica.

                                     

1. Propósito

Aunque durante siglos se pensó que el objetivo del propóleo era sellar la colmena para protegerla de los elementos, durante el siglo XX se descubrió que esta suposición no era correcta. Actualmente se cree que el objetivo de los propóleos es reforzar la estabilidad estructural de la colmena, reducir las vibraciones, hacer la colmena más defendible, cerrando entradas alternativas y prevenir enfermedades y parásitos. ​

                                     

2. Composición

Las abejas melíferas son oportunistas, recogiendo lo que necesitan de las fuentes disponibles y análisis detallados muestran que la composición química varía considerablemente de región a región en función de la vegetación y de la estación del año.

                                     

3. Propiedades medicinales

Se conoce que los egipcios utilizaban el propóleo como parte de los ingredientes para conservar las vísceras de los faraones. ​

Su utilización en seres humanos debe hacerse con reserva sobre todo en caso de intolerancia o alergia a alguno de los productos de las abejas o a las mismas abejas y, si no se está en condiciones de administrarlo debidamente, preferentemente con recomendación médica.

                                     

4. Tintura de propóleos

Se prepara como extractos alcohólicos de propóleos en proporciones variables entre el 15 y el 30% en peso/volumen. Estos se obtienen mezclando la cantidad de propóleos con el volumen adecuado de etanol alcohol etílico de 70%. Se tienen en maceración durante siete días como mínimo, agitando con frecuencia, y filtrando con un filtro de poro fino. La tintura se envasa en frascos ámbar, protegidos de la luz y se almacena a temperatura ambiente.