ⓘ Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Sallent de Gállego. La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, en Sallent de Gállego, es un templo de est ..

                                     

ⓘ Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Sallent de Gállego)

La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, en Sallent de Gállego, es un templo de estilo gótico tardío construido en el siglo XVI sobre una edificación románica anterior. Hoy en día su volumen queda, en parte, oculto por varias construcciones adosadas en su lado occidental, que se integran en el conjunto por estar realizadas, al igual que la iglesia, en mampostería combinada con sillar en las esquinas y tener asimismo cubiertas de pizarra.

Consta de una nave única de dos tramos cubierta con bóvedas de crucería estrellada, capillas laterales a ambos lados del primer tramo y ábside poligonal. Cuenta con una sacristía en el lado septentrional de la cabecera, un coro alto a los pies y una torre de planta cuadrada y tres cuerpos en su ángulo suroccidental. La torre fue la antigua Cárcel de la villa, adaptándose como campanario en el siglo XVI al reedificarse la iglesia.

El acceso se realiza por el lado meridional a través de un desnivel salvado por un sistema rampas y escaleras.

                                     

1. Historia

En el año 1524, D. Juan de Lanuza, sallentino, primer Justicia de Aragón, Virrey de Aragón y Comendador de la Orden de Calatrava, decide erigirse una capilla adecuada a su rango y categoría. Contrata a D. Juan de Segura, un arquitecto residente en Jaca. Hace la nueva capilla sobre una pequeña rómanica primitiva. Originalmente, la edificación sólo ocupaba la bóveda de lo que hoy es el presbiterio. En el contrato se describe como ha de ser: "ha de tener un crucero, que se asista sobre ocho ángeles, uno de ellos con el escudo de los Lanuza. Del primero a de haber una inscripción, la que Señoría mande. El crucero ha de tener 28 claves, 8 cruces de Calatrva y 4 ventanas". Y así es como hoy podemos observer la iglesia. La inscripción antes mencionada es el Magnificat. D. Juan de Lanuza muere en 1535 sin ver terminada completamente su capilla. D. Bernat de Betbedé es el encargado de terminar las bóvedas del centro y del fondo. A finales de 1538, queda terminada la iglesia tal y como hoy se puede disfrutar tras quince años de construir esta magnífica obra de arquitectura.

En la parad norte del coro se colocó, alrededor del siglo XVII, un gran órgano de tubos, pero no se conserva porque fue vendido hacia la segunda mitad del siglo XX.

En 1983 se construyen el altar mayor y el ambón, ambos obra de los Hermanos Albareda de Zaragoza.

En abril de 1993 comenzó una profunda restauración completa, tanto del interior del templo, como de todos sus retablos; que no finalizó hasta el año 2005. En el año 2010, la iglesia adquirió un pequeño órgano de tubos.

El día 21 de junio de 2011, contó con la presencia de la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud y del Icono de la Virgen María "Saulis Populi Romani" en su recorrido por las diócesis de España.

                                     

2. Retablo mayor

Construido en el año 1537 en Zaragoza, fue colocado tal y como lo podemos ver hoy el día 21 de octubre del mismo año. Sus dimensiones son de 6.50 x 4.85 metros. Es de estilo plateresco. D. Juan de Lanuza manda en su testamento que se haga un retablo, de los que se encargan sus albeceas. Buscan la mejor gente de su tiempo: D. Juan de Moreto carpintero y escultor, D. Martín García y D. Antón de Plasencia Pintores. Los tres residen en Zaragoza, por lo que fue construido el retablo en la capital aragonesa. De los dibujos a lápiz en las tablas se encarga D. Damián Forment, autor de los retablos de la Catedral de Huesca y de la Basílica del Pilar. El 5 de octubre de 1537 es terminado y llevado a Sallent a lomos de una mula. Fue restaurado durante el año 2000.

                                     

3. Cruz Parroquial

Es la de más valor del Valle de Tena y de la Tierra de Biescas. Hecha de plata dorada, posee unas dimensiones de 101 x 46 cm. En la cruz está marcado el año 1551 y se aprecia el estilo renacentista propio de Aragón. Respecto la autoría se lee la siguiente inscripción: "La hizo Lorenzo Martón, bezino de la Ciudad de Zaragoza, natural del lugar de Sallent". El nudo o manzana tiene seis hornacionas con las figuras de San Pablo, San Longinos, San Pedro, San Juan Bautista, San Bartolomé, y Santiago. Sobre él hay un templete con otras figuras santa mártires, como Santa Elena. La cruz tiene dos caras, en el anverso está Cristo crucificado con cuatro medallones con los bustos de los santos Valero, Lorenzo, Pedro y Pablo; y en el reverso la figura de la Virgen María. La cruz se puede observar junto al altar mayor de la iglesia. Es una de las 33 cruces que acuden en romería el Domingo de Pentecostés la ermita de Santa Elena ​

Además de la citada cruz procesional, la iglesia cuenta con otra más antigua y sencilla. Recientemente restaurada se conserva en la sacristía de la iglesia. Simplemente, se pueden ver las imágenes de Cristo crucificado por un lado, y por el lado contrario, la de la Virgen María. Según cuentan, era utilizada antiguamente en las procesiones que se llevaba a un difunto.



                                     

4. Coro de Hombres de la Parroquia de Sallent

La Misa Solemne, la Misa de Difuntos, la Misa de Adviento-Cuaresma, el Ave Maris Stella, el Magnificat y el Miserere, son obras de música religiosa, popular, inspiradas en el gregoriano. La villa de Sallent tiene el honor de haberlas conservado a través de los tiempos y naturalmente, los hombres cantores de estas piezas les han dado su tono y sus candencias personales, propias de esta Villa altoaragonesa, de tal modo que, la Misa solemne ha pasado a llamarse "La Misa de Sallent de Gállego".

La Misa Solemne, que incluye el Introito, Kyrie, Gloria in excelsis, Credo, Sanctus, Laudate y Agnus Dei, se canta el 5 de agosto, el 14 de septiembre, los días de Navidad y de Pascua. La Misa de Difuntos, que incluye el Introito, Kyrie, Secuencia Dies Irae, Sanctus y Agnus Dei, se canta el día 4 ó 6 de agosto, el día 13 ó 15 de septiembre y el día 2 de noviembre Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos. Existe una Misa propia para los tiempos litúrgicos de Adviento y de Cuaresma compuesta por el Introito, el Kyrie, el Credo, el Sanctus y el Agnus Dei y que se entona algunos domingos dichos tiempos. El Ave Maris Stella, se canta en la Misa Solemne del 5 de agosto en honor la Virgen de las Nieves y con ocasión de otras fiestas marianas. El Miserere se entona la noche del Viernes Santo, al concluir la Procesión del Entierro. El himno mariano Magnificat, que había caído en desuso, y, aunque, se entonaba entiguamente durante el rezo de Vísperas, ahora se puede oír en algunas misas solemnes.

Es de señalar que estos cantos sólo los canta el Coro de Hombres de la Villa de Sallent, de ahí, la importancia de que se mantengan como lo hicieron los antepasados de generación en generación y pueda ser conservados y disfrutados en el futuro.